Hablando de zombis

zombiSuponiendo que me llegasen a ver caminando por la calle, nunca me encontrarían con una camiseta de “I ❤ Zombies” porque de verdad, no los amo, no soy de esos que esperan despertar un día y encontrarse con que en las calles el apocalipsis zombie ha comenzado (eso más bien me daría miedo), sin embargo sí pienso que son un tema de lo más interesante que bien llevado da para mucho. ¿Por qué bien llevado? La temática está quemadísima, tal pareciera que el único modo de sacar algo original es creando súper-zombies con más habilidades que la mismísima Mary Sue.

El origen del monstruo pareciera remontarse a las prácticas vudú y a los relatos surgidos de la esclavitud en Haití. La historia propiamente dicha de un muerto que vuelve a la vida es por milenios más antigua. Pero aquí hablaré del zombi que todos conocemos. Tal zombi ha cambiado muchísimo desde que tuve mi primer “encuentro” con la criatura hace ya varios años. Recuerdo que el estereotipo de zombi de ese entonces era precisamente el de un muerto vuelto a la vida sin habilidad para razonar o sentir que se movía lentamente por las calles en un estado de putrefacción avanzada al grito de “Cereeeebros” (¿por qué cerebros?), la misma criatura se había levantado de la tumba a causa de algún conjuro o razón desconocida y cuando mordía a una persona la incorporaba a sus filas. Este zombi clásico es el mismo que pudimos ver en las primeras temporadas de Los Simpsons, en películas de horror de la época y, cómo olvidarlo, en el videoclip Thriller de Michael Jackson (con la diferencia de que aquí se movían con mucha más gracia que yo).

dulcezombiClaramente los videojuegos no se quedarían atrás. Hay un nivel del famosísimo Metal Slug dedicado a los zombis, y el título de Resident Evil habla por sí solo, en el anime se me ocurre citar a Highschool of the Dead (que aun no he visto (* ̄∀ ̄) ). The Last of Us (videojuego), y The Walking Dead (serie) nos comprueban que la fiebre sigue ardiendo y tal vez más que antes. Sin embargo en estos años el zombi ha evolucionado, su origen pasó de ser un hechizo de magia negra a un virus que se salió de control, su lento andar se reemplazó por la habilidad de correr a varios kilómetros por hora, atacar de diferentes maneras, tener cualidades especiales, y desde luego, ya no se conforman con los cerebros. Surgió otra variante con la película Warm Bodies (coincidirán conmigo en que el título en inglés es mucho mejor y no tan risible como “Mi novio es un zombi”, como se le conoce en México o “Memorias de un zombi adolescente” como se bautizó en España) y las criaturas obtuvieron sentimientos.

Para mí las historias más interesantes y elaboradas dentro de éste género son las que encontré en los libros Zombie Guía de Supervivencia y Guerra Mundial Z, ambos de Max Brooks (comentarios sobre el primero más adelante).

Y es que teniendo una gama tan amplia de zombies en los videojuegos me sorprende un poco no encontrarla tan extendida en el anime. Que si bien, las que he hallado tienen las tramas más creativas que he visto (xD) no me han convencido por completo, por ahí intenté ver Kore wa Zombie Desu Ka? pero no avancé muchos capítulos. Los pocos ejemplos a los que puedo remitirme me hacen pensar que en el anime no son tomados muy en serio, lo cual es un poco triste porque todos sabemos que esta industria cuando quiere puede sacar verdaderas obras de arte y un contexto en que la humanidad está arrinconada debería darles para mucho.

Sea cual sea la forma en la que entramos en este universo, tarde o temprano nos asalta una pregunta: ¿cómo sobreviviríamos? En lo personal solía pensar que lo ideal era conseguir un tanque del ejército, cargarlo bien de combustible y pasar Like a boss atropellando a todo ese montón de bastardos zombis como si no hubiese un mañana. Vamos, que la idea de un arma mortal, con tecnología de punta o de destrucción masiva suele ser la que nos viene a la cabeza como lo que nos encantaría tener a la mano en ese momento. Eso pensaba hasta que leí:

Zombi Guía de supervivencia – De Max Brooks.

zombi4Uno comienza esta lectura tomándoselo todo a broma —parece una parodia de un instructivo de primeros auxilios o de qué hacer en caso de sismo—, uno se ríe ya que el autor mientras escribe de ZOMBIS usa el mismo tono que si estuviera tratando de un ensayo de economía, pero entonces como el New York Post comentó: “Un libro que empiezas a leer por diversión hasta que, al llegar a la página 50, sales a comprar un machete sólo para sentirte seguro”. O según Esquire: “Tan minuciosos y bien documentado que asusta más que divierte”. Exactamente lo mismo me sucedió. Ya desde el título se anuncia que dentro uno no encontrará más que un trabajo ficticio con consejos para nada aplicables, la misma seriedad que al comenzar causa tanta gracia poco a poco se va tornando en una voz persuasiva que te invita a pensar “¿Y si…?, ¿qué tal si…?… ¡Maldición!, ¿por qué las ventanas todavía no están tapiadas?”. El autor pese a hablar de una entidad tan ilógica como lo es un zombi, hila todos sus argumentos de un modo tan perturbadoramente racional, práctico y también lógico que poco a poco la posibilidad de que un brote pueda comenzar a pocos kilómetros de nuestra casa se hace menos imaginativa y más plausible.

Retomando lo que escribí al iniciar el post, parece que el único modo de sacar algo original con esta temática es inventar una nueva clase de zombi. Max Brooks sin embargo no hace tal sino todo lo contrario: des-inventa a la criatura despojándola de todos los rasgos supermánicos de los que la han dotado, su zombi no es uno con fuerza sobrehumana, capacidad de volar o correr a máxima velocidad, se asemeja más a los clásicos, salvo que los trata como a una plaga “natural” quitándoles de ese modo el carácter “mágico”. Sabe cómo incitar nuestro lado paranoico, con uno de los primeros capítulos: Solanum: el virus, trata de hacer parecer a los zombis como una amenaza no sólo real, sino también latente. A ello le sigue un total desglosamiento y un análisis detallado de la criatura (como si estuviéramos hablando de un animal real). Claro, el modo en que termina el libro con un apéndice de casos de zombis a través de la historia no ayuda a tranquilizarnos.

Lo más sorprendente es el grado de pensamiento lógico que desprende, el autor hizo una inmersión total en el supuesto caso y nos comunicó todo lo que pudo deducir del hipotético escenario, por ejemplo:

LUGARES PÚBLICOS

13- CEMENTERIOS

De forma irónica, y a pesar de muchos mitos populares, los cementerios no son el lugar más peligroso donde estar cuando los muertos se levanten. De hecho, pueden ser un lugar de reposo temporal. Como se ha mencionado antes, los cuerpos infectados suelen más bien terminar en hospitales y depósitos de cadáveres, y la resurrección tiene lugar mucho antes de que puedan ser llevados a los cementerios para celebrar un entierro convencional. Si por algún milagro, un cadáver reviviera dentro de su ataúd, ¿podría realmente levantarse de la tumba? Para responder a esta pregunta, uno debe hacerse otra: ¿Cómo? ¿Cómo podría un cuerpo con una fuerza humana normal arañar un ataúd, probablemente hecho de acero, probablemente en una caja sellada herméticamente a dos metros de profundidad y abrirse camino hacia el exterior? Si uno se fija en los métodos de conservación implicados en los entierros convencionales en Estados Unidos, es obvio que cualquier persona, no muerta o de otra clase, simplemente no podría raspar, escarbar y arrastrarse hasta la superficie. […] Aunque parezca una visión icónica de los muertos vivientes, al igual que los vampiros bebiendo sangre o los hombres lobo aullando a la luna llena, los hechos demuestran que los zombis no pueden ni podrán jamás levantarse de la tumba.

Qué armas elegir, qué protección usar, cómo prepararse para un asedio, qué  habilidades entrenar, el tipo de autos que son preferibles, estar o no en un grupo, escenarios hipotéticos, todo está contemplado. Desde que lo leí dejé mi sueño del zombi2tanque a un lado. Gracias a Dios las personas que pasan por la calle debajo de mi ventana caminan de modo normal. Si tienen tiempo, les recomiendo darle un vistazo.

Como ya habrán adivinado, no creo en los zombis, sin embargo eso no me impide disfrutar de todos los trabajos que explotan a la criatura. El potencial que contienen son ORO para cualquier historia. Tampoco están en mi lista de espectros de la noche favoritos (discutamos en otro momento lo raro que es tener una lista así), la verdad dan bastante asquito (no me lo nieguen), aunque esa es precisamente otra de las cualidades que les ganan puntos. Como la amenaza de un apocalipsis zombi es muy lejana, para terminar la entrada los dejo con:

MINI JUEGO: Five Minutes

El tiempo máximo antes de convertirse en zombi son cinco minutos. El principal síntoma, pérdida de memoria.

Es una especie de videojuego online (si quieres probarlo, es mejor en Tablets ya que en la versión para PC los movimientos que hay que hacer con el mouse no son tan prácticos). Aunque parezca contradictorio, yo lo vendería más bien como un corto, la historia es tan absorbente que muchas veces me olvidé que tenía que interactuar. Si quieres disfrutarla como tal, siempre pueden buscar algún gameplay por Youtube (clic para ir a la página).

Y tú, ¿qué piensas de los zombis?

Anuncios

10 comentarios

  1. Khalil7774 · · Responder

    Saludos!
    Pues eso mismo pienso: que lo que a ultimas fechas nos esta vendiendo Holliwood y co. ( videojuegos, peliculas, series, comics, et al ) NO son zombies.
    Como parte de una generacion algo arcaica para la actualidad, mi escenario de apocalipsis mundial estaba conformado por la clasica invasion extraterrestre o ya mas delante, la guerra nuclear o desastre natural a gran escala ( meteoritos principalmente, y hablo de mucho antes de Armmageddon de Bruce Willis ).
    El zombi es, de acuerdo a mi base de datos, una persona que al morir, mediante un ritual vudú, un hougan o brujo le roba el alma y la encierra sellandola en una vasija, con lo cual gana control sobre la voluntad del “muerto”, haciendolo su esclavo e impidiendo que este muera normalmente. Si el alma llega a escapar de la vasija, el zombi “muere” y su cuerpo queda inerte, o segun el tiempo transcurrido, se hace polvo o se descompone.
    La leyenda dice que en los campos de algodon de los estados del sur de USA, se usaban zombies para la cosecha.
    El zombi no come cerebros, es solo un esclavo que hace lo que el hougan ordena, trabajos fisicos principalmente. Aparentemente tambien hay forma de crear un zombi “vivo”, con drogas y otros rituales vudú, los cuales se usan para otros menesteres mas romanticos que los muertos no pueden realizar 😀 ( fuente: “la vuelta al mundo con 80 tias” de Marco A. Almazan. Aunque es comedia, menciona muy bien el tema, por eso le creo ).
    Asi que cada que me salen con la “ultima de zombies” , yo digo nop, esos no son zombies, seran muertos vivos, pero zombies no.
    Por cierto, te recomiendo “zombieland o zombienation” o tierra de zombies, con Woody Harrelson y Emma Stone, tambien trae consejos para sobrevivir al apocalipsis zombi… mi favorito es el metodo de Bill Murray ( que tambien sale ) esta muy buena.
    Perdon por explayarme …

    Me gusta

    1. Lamentablemente gran parte de la industria del entretenimiento actual está orientada a ofrecer productos “que vendan”, a esta nueva ola de consumidores no los veo muy interesados en ver a un zombi-zombi, lo que muchos esperan encontrar en una sala de cine, un videojuego, etc, es a una criatura que los sorprenda con sus ataques especiales, sus rayos láser y su capacidad de volar.
      Sobre el zombi creado por Vudú que comentas, incluso hay casos reales (sí, hablo en serio), la víctima es tratada con un veneno muy potente que los deja en un estado que aparenta la muerte, son enterrados y a las pocas horas el brujo va a buscarlos. Por la falta de oxígeno la víctima pierde varias de sus capacidades de raciocinio, quedando en un estado de… de zombi, pues xD Para mi este tema es mucho más interesante que ver a un zombi mutante que escupe ácido por la boca.
      Soy muy apegada a los clásicos y casi siempre prefiero las primeras versiones, pues cuando un mito llega a más público se desata hacia todas las direcciones posibles produciendo “secuelas” que no son lo mismo que al inicio. Como los pseudo vampiros de Crepúsculo (lo siento, tenía que mencionarlo xD)
      Ya me apunté la película 🙂

      Gracias por comentar 🙂

      Le gusta a 1 persona

      1. Khalil7774 · · Responder

        Claro que es mas interesante el mito original…
        De los vampiros de crepusculo, no puedo opinar ya que no he visto o leido nada ( ni ganas ), pero ya son varias referencias negativas, pero, lo unico que viene a mi mente son las sabias palaras del Dr. Von Patoven ( enemigo del Conde Patula ):
        “Los vampiros que se disfrazan de mujer son los más peligrosos”.
        Y mira que de mitos vampiricos hay bastante tela de donde cortar, porque segun el país varian algunas caracteristicas. Ej. En Grecia creo, el vampiro es un espiritu que se posesiona de un cadaver y no un humano convertido, segun lei alguna vez.
        Estos temas dan para mucho.
        Saludos! Y que buena entrada.

        Le gusta a 1 persona

      2. ¿No has visto Crepúsculo? Mejor que mejor, no te pierdes de nada y te salvas de mucho xD
        Con los vampiros es similar a con los zombis, el mito ha cambiado demasiado desde sus inicios. Incluso Drácula que es el principal referente ya era un vampiro revolucionario, si nos remontamos a apenas unos años antes, en otra novela llamada Carmilla, vemos que ahí la vampireza sí que podía andar bajo el sol. Luego algunas habilidades que Drácula presenta como convertirse en niebla o controlar a los animales quedan también olvidadas.
        Gracias por comentar 🙂

        Le gusta a 1 persona

  2. ¡Muy buena entrada, Belyath! Me ha gustado mucho 🙂
    Para mí hay un punto de inflexión en la historia del zombi: la peli “La noche de los Muertos vivientes” (1968) de Romero. Y eso que en el film no se les denominó zombis en ningún momento, fue cosa del público.
    El origen antropológico del zombi también está bien localizado, como bien dices, fue en Haití. Nace en el mundo colonial caribeño francés de los s. XVII y XVIII. El esclavo desarraigado de su tierra y forzado a trabajar en condiciones inhumanas, veía la muerte como una liberación. Los suicidios concedían al esclavo usar la única forma de control que poseía y alcanzar, a su vez, el “Len Guinéé”, una manera de llamar al paraíso, un regreso espiritual también a su patria perdida en África. Para llegar a” Len Guinée” se requería de la intervención de Barón Samedi (que era un cabronazo caprichoso), y si no ayudaba al espíritu del difunto a cruzar al otro lado, se convertía en zombi y susceptible de que un bokor lo esclavizara a través de la magia. Esta posibilidad de esclavitud hasta en la propia muerte, era uno de lo más profundos terrores de estas gentes. Con lo que no es de extrañar tampoco que los beneficiados del negocio esclavista, exacerbaran estas creencias como método de control.
    Uf, menudo rollo he soltado, pero es que hace poco me ha tocado hacer un monográfico literario sobre el tema, y lo llevo reciente. No sé cuándo lo emitirán o si lo harán siquiera, porque el director del programa de radio es un poco especial.
    ¡Saludos! 😀

    Le gusta a 2 personas

    1. Muchas gracias, aunque el tema es realmente extenso y todavía da para mucho más 🙂
      Lo que comentas me ayuda a modo de retroalimentación como no imaginas, gracias ^^ La cultura africana me parece realmente interesante (no sólo por el contraste de sus creencias ante las occidentales), aunque en primera instancia parezca algo sencillo basta un mejor escrutinio para notar que es todo lo contrario. Para mí es increíble lo viva que continuó aún en las colonias, supongo que era algo de lo poco a lo que podían aferrarse para conservar su identidad.
      Ojalá lo emitan, es algo muy interesante, es más, si no lo hacen creeré que el director peca de mal juicio.

      Saludos y gracias por comentar 🙂

      Le gusta a 1 persona

  3. Deberías ver HOTD ( highschool of the dead) a opinión mía es bueno el anime en cuanto el tema zombie y el apocalipsis, claro si es que puedes soportar el fanservice para hombres.

    Yo de alguna forma soy de es@s fanáticos que dicen: “sería genial o increíble un apocalipsis así” pero luego me doy cuenta de que eso puede ser aterrador y se me pasa. No se si me explico bien.

    A mi me encantan los zombies, pero aquellos zombies “normales” no como los que ya hasta tienen superpoderes, de hecho ni sabía que ya hasta hacían a los zombies así xD. Todavía es “normal” para mi que algunos zombies corran muy rápido tipo Usain Bolt, aunque preferentemente como una persona normal. 😀

    Me intereso mucho la guía de supervivencia jajajajaja si ya soy un poco paranoica ya me imagino como estaré con ese libro.

    Sobre el caso de zombies “reales” hay uno pero no de la forma vudú sino más bien en un estado fuera de si, no se si sabes de esto pero hubo un caso donde un chico probo una nueva droga en Miami que son sales de baño y un efecto de esta droga es el canibalismo, ya te imaginaras lo que le paso a la pobre persona que sufrió el ataque de este hombre fuera de si.

    Me gusta

    1. Las chicas que vemos anime muchísimas veces debemos hacer la vista gorda al fanservice para chicos (es el pan de cada día en el anime), si la historia me convence yo hago como si nada, así que le daré una oportunidad a Highschool of the Dead, he leído muy buenos comentarios al respecto.
      Por mi parte, para nada me gustaría un apocalipsis zombi, pero puedo entender que para algunas personas la perspectiva parezca emocionante xD En todo caso, la Guía de supervivencia te encantará, todo, absolutamente TODO lo que uno podría necesitar y tomar en cuenta está contemplado. Eso sí, pone demasiado paranóico a cualquiera.
      No conocía el caso que comentas. Pobre del que se vio afectado 😮 Me entró la curiosidad, voy a googlearlo.

      Gracias por comentar 🙂

      Me gusta

  4. Me encantó el post, y me dio ganas de leer el libro. Gracias

    Me gusta

    1. Es un libro muy bueno que mínimo te entretendrá un rato 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: